Saltar al contenido

¿Dónde estudió Teresa Perales?

mayo 20, 2022
¿Dónde estudió Teresa Perales?

Teresa Perales es campeona de natación paralímpica, política y oradora. Nació en Zaragoza en 1975 y a los 19 años le diagnosticaron una rara enfermedad que le hizo perder la sensibilidad de las piernas durante tres meses.    Al principio se sentía muy avergonzada por estar en una silla de ruedas.    Empezó a nadar con un chaleco salvavidas, pero al poco tiempo descubrió que le encantaba la sensación de ingravidez en la piscina y decidió retomar la natación en serio.

Dos años después, Teresa competía en los campeonatos nacionales de natación y ganaba medallas.    A los 21 años ganó una medalla de bronce en los Juegos Paralímpicos Internacionales de Nueva Zelanda.    Desde entonces ha acumulado medallas de bronce, plata y oro en diversas pruebas en muchos eventos deportivos europeos e internacionales.    Su régimen de entrenamiento diario consiste en cuatro o cinco horas en la piscina y una hora en el gimnasio.    Su especialidad son los 50 metros mariposa, su prueba favorita.

Teresa Perales – Día con mi familia, Juegos Paralímpicos 2012

La deportista paralímpica más condecorada de España, Teresa Perales, regresará a su país en los próximos días tras sufrir un ataque de ansiedad en Tokio, según ha informado el Comité Paralímpico Español.    La nadadora con 27 medallas paralímpicas a su nombre está hospitalizada desde el pasado domingo y acudirá inmediatamente a un hospital español a su regreso.  En los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, Perales, de 45 años, aumentó su récord de medallas en España al ganar la plata en los 50 metros espalda. En junio, España honró la ilustre carrera atlética de Perales otorgándole el premio Príncipe de Asturias.  La neuropatía hizo que Perales perdiera el uso de sus piernas a los 19 años. Perales, antigua luchadora de karate, se dedicó entonces a la natación.

Perales no es la primera nadadora paralímpica que sufre problemas de salud mental durante o después de su competición. Jessica Long se enfrentó a un trastorno alimentario durante los Juegos de Río de 2016, y Becca Meyers -que es sordociega- dijo que se sintió “frustrada” y “aterrorizada” tras no encontrar el comedor en esos mismos Juegos.  En los Juegos Olímpicos de Tokio, Simone Biles se retiró de cuatro finales tras sufrir “twisties”, un trastorno similar a los yips en el que los gimnastas pierden la concentración a mitad del salto.

Le doy mi primera medalla a mi hijo, Juegos Paralímpicos 2012

Teresa Perales Fernández (Zaragoza, 1975) es una de las deportistas más destacadas de la historia de los Juegos Paralímpicos. Tras perder la movilidad de cintura para abajo a los 19 años como consecuencia de una neuropatía, se dedicó a la natación, disciplina en la que ha conseguido 22 medallas paralímpicas en cuatro Juegos Olímpicos (Sidney, Atenas, Pekín y Londres) y numerosos campeonatos nacionales, europeos y mundiales. También ha sido reconocida con la Real Orden del Mérito Deportivo y el Premio Juan Palau al Deportista del año 2012. Ha escrito, junto a su marido, su autobiografía, titulada Mi vida sobre ruedas, publicada por La esfera de los libros (2007).

Final de los 50 metros libres femeninos S5 | Juegos Paralímpicos Río 2016

Teresa Perales tuvo que superar en esos primeros días dedicados a la natación, las enormes dificultades que tenía para ponerse y quitarse el bañador. Las superó con energía, siempre positiva, y mostrando siempre su radiante sonrisa.

Los Premios Juan Palau, instituidos por la “Federación Española de Deportes para Personas con Discapacidad Física”, tienen como finalidad “reconocer y premiar a los deportistas, técnicos, dirigentes deportivos y entidades deportivas que hayan destacado de forma notable por los valores humanos expresados durante el ejercicio de su actividad deportiva, es decir, por sus valores, actitudes y comportamientos éticos deportivos, además de la importancia de sus éxitos, marcas, campeonatos, medallas y trofeos”.

En 2007, con la ayuda de su marido, Mariano, publicó un libro autobiográfico: “Mi vida sobre ruedas”. Título elegido con sutil ironía, en referencia a su silla de ruedas. Al mismo tiempo, simbolizaba lo que fue su vida deportiva: que se forjó con mucho esfuerzo y voluntad. Y que “sobre ruedas, nada de nada”. El libro es un canto a la vida.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad