Saltar al contenido

¿Qué es amplitud ofensiva en el fútbol?

mayo 28, 2022
¿Qué es amplitud ofensiva en el fútbol?

Juego de posición – (8+2) v 5 – FC Barcelona

Sir Alex Ferguson, el legendario entrenador del Manchester United, dijo que “el ataque te gana partidos, la defensa te gana títulos”. Los defensas hacen el trabajo sucio en los equipos de fútbol, y rara vez se llevan el mérito de la victoria de un equipo.

Durante mucho tiempo, los equipos de fútbol jugaban con sólo dos o tres defensas, no en su línea defensiva, en todo su equipo. Cuando el fútbol empezó, el juego tenía muy pocos pases laterales; todo consistía en regates y pases directos.

Si el equipo utiliza un estilo de fútbol defensivo, el trabajo del lateral es cerrar el extremo del rival cuando el equipo contrario ataca por su lado. Es decir, el extremo izquierdo del rival es responsabilidad del lateral derecho.

Cuando un equipo de fútbol plantea el juego de forma más agresiva, el trabajo del lateral es participar en el mecanismo ofensivo, superando a los extremos de su equipo y llegando al final del campo para cruzar el balón.

Como los laterales del fútbol moderno participan tanto en el ataque como en la defensa, la velocidad es un requisito fundamental. Los laterales ayudan a la transición de su equipo en los contraataques ofreciendo una amplia opción de pase, abriendo el campo. Para ello deben ser rápidos.

G4TV Día del Juicio Final

Todos los jugadores de fútbol deberían conocer las estrategias ofensivas más básicas porque la mayoría de los entrenadores las utilizan todas. Estos movimientos ofensivos se utilizan en todas las formaciones más populares del fútbol, por lo que los jugadores deberán conocer estas tácticas independientemente del equipo en el que jueguen.

Conseguir que un defensa se quede quieto aunque sea un segundo puede dar a la ofensiva una gran ventaja y el “give-and-go” es una de las mejores maneras de conseguirlo. Y no sólo eso, también es una forma excelente de acercar a dos jugadores, lo que facilita el pase del balón.

Para realizar un simple “give-and-go”, uno de los jugadores suele estar de espaldas a la defensa, recibe un pase de un compañero y luego éste corre al espacio para recibir el siguiente pase. La clave del give-and-go es tener un plan para la carrera de “ir” tan pronto como se hace el pase inicial para que toda la jugada parezca ocurrir en un movimiento suave.

Demasiados jugadores adquieren el mal hábito de hacer simples carreras rectas cada vez que quieren recibir el balón. Está bien hacer una carrera recta cuando estás abierto por el centro o por la banda, pero a menudo es mejor hacer una carrera en diagonal para vencer a la defensa. Hay agujeros entre cada defensor, lo que hace que sea extremadamente difícil detener una carrera en diagonal si no están preparados para ello.

Ejercicio de juego combinado de ataque en un 4-3-3

El análisis del rendimiento en el fútbol masculino está experimentando un rápido crecimiento en la última década. Gran parte de los estudios disponibles se han centrado en la fase ofensiva del juego (Mackenzie y Cushion, 2013; Sarmento et al., 2020). Esto es habitual, ya que se sabe que en el fútbol conseguir más goles que el rival es el mayor indicador de éxito. Una de las principales características que diferencian al fútbol de otros deportes es su bajo nivel de consecución de goles (Wallace y Norton, 2014).

El análisis del rendimiento de las diferentes competiciones de alto nivel está permitiendo conocer cómo juegan los equipos y cuál es su nivel de rendimiento Pratas et al. (2018). La Liga de Campeones de la UEFA se considera la competición por equipos más importante a nivel europeo. Los mejores equipos de cada país compiten entre sí por el título de campeón europeo por equipos.

Existen varios estudios disponibles que analizan esta competición desde diferentes puntos de vista: la perspectiva de las lesiones (Waldén et al., 2005), la intensidad física de los partidos (Rave et al., 2018), las habilidades atléticas (Di Salvo et al., 2010), las diferencias de género en función de las distancias recorridas (Bradley et al., 2014), e incluso las circunstancias económicas (Espitia-Escuer y García-Cebrián, 2010).

OO 2 X 2 + 4 – CIRCULACIÓN Y AMPLITUD.

Al lanzar un penalti de fútbol, se pueden adoptar dos técnicas distintas de pateo: un penalti de “potencia” o un penalti de “colocación”. El presente estudio investigó cómo el tipo de penalti que se lanzaba afectaba a la estrategia de búsqueda visual del pateador y al lugar en el que el balón llegaba a la portería (localización del balón final).

Con un rastreador ocular portátil, 12 futbolistas universitarios ejecutaron 2 penaltis de potencia y de colocación, en interiores, con y sin la presencia de un portero. Se utilizaron cámaras de vídeo para determinar la velocidad inicial del balón y la ubicación del balón final.

Al ejecutar el penalti de potencia, el balón fue pateado significativamente más fuerte y más centrado en la portería en comparación con el penalti de colocación. Durante el penalti de potencia, los jugadores se fijaron en el balón durante más tiempo y más a menudo en el portero (y, por consiguiente, en el centro de la portería), mientras que en el penalti de colocación, se fijaron durante más tiempo en la portería, concretamente en los bordes. Los resultados fueron consistentes independientemente de la presencia del portero.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad