Saltar al contenido

¿Qué les pasa a los luchadores en las orejas?

abril 23, 2022
¿Qué les pasa a los luchadores en las orejas?

Orejas de luchador de la Ufc

La oreja de coliflor es una afección irreversible que se produce cuando la parte externa de la oreja se golpea y desarrolla un coágulo de sangre u otra acumulación de líquido bajo el pericondrio. Esto separa el cartílago del pericondrio suprayacente que le suministra sus nutrientes, provocando su muerte y dando lugar a la formación de tejido fibroso en la piel suprayacente. Como resultado, la oreja externa queda permanentemente hinchada y deformada, pareciendo una coliflor.

Las personas que presentan un posible hematoma auricular suelen tener lesiones adicionales (por ejemplo, laceraciones en la cabeza o el cuello) debido a las causas frecuentemente traumáticas del hematoma auricular. La oreja en sí suele estar tensa, fluctuante y sensible con dolor punzante. Sin embargo, debido a las lesiones potencialmente más notables que se asocian a menudo con el hematoma auricular, éste puede pasarse por alto fácilmente sin una atención dirigida[1].

La causa más común de la oreja en coliflor es un traumatismo contundente en la oreja que da lugar a un hematoma que, si no se trata, acaba cicatrizando para dar el aspecto distintivo de la oreja en coliflor. La estructura de la oreja está soportada por un andamiaje cartilaginoso que consta de los siguientes componentes distintos: el hélix, el antihélix, la concha, el tragus y el antitragus[1] La piel que cubre este cartílago es extremadamente delgada, prácticamente sin grasa subcutánea, a la vez que está fuertemente adherida al pericondrio, que está ricamente vascularizado para abastecer al cartílago avascular[1].

Tiempo de curación de la oreja de coliflor

Enis Cezayirli no trabaja, asesora, posee acciones ni recibe financiación de ninguna empresa u organización que pueda beneficiarse de este artículo, y no ha revelado ninguna afiliación relevante más allá de su nombramiento académico.

Cuando era un joven anatomista, me fascinaba una antigua escultura griega del Museo Nacional de Roma conocida como el Boxeador del Quirinal. La figura de bronce tiene huecos oscuros como cuencas oculares y orejas muy extrañas. El escultor representó con gran detalle la oreja de coliflor del boxeador. Viendo recientemente la Copa del Mundo de Rugby, me acordé de ella.

La oreja de coliflor es una deformación causada por un traumatismo contundente que es común entre los jugadores de rugby, pero puede ocurrirle a cualquiera que practique un deporte de contacto, incluidos los luchadores (también se conoce como oreja de luchador), los artistas marciales y los boxeadores . Curiosamente, se ha registrado incluso en pianistas.

La oreja está compuesta por una fina placa de cartílago elástico cubierta por piel, con un par de músculos, nervios y vasos muy pequeños entre la piel y el cartílago. El cartílago está cubierto por una membrana llamada pericondrio y tanto la piel como el cartílago están firmemente adheridos a esta membrana. Esta firme adherencia no deja espacio para la expansión, por lo que incluso una pequeña acumulación de líquido en la oreja provoca un fuerte dolor.

Prevención de la oreja de coliflor

La oreja de coliflor se produce después de que alguien reciba un golpe o varios golpes en la oreja. Los luchadores y boxeadores son más propensos a tener oreja de coliflor porque sus orejas pueden ser golpeadas mientras están en un combate.  Estos golpes pueden dañar la forma y la estructura de la parte exterior de la oreja.

Para que se forme la oreja de coliflor, la oreja tiene que recibir un golpe lo suficientemente fuerte como para que se forme un gran coágulo de sangre (bulto de sangre) bajo la piel. Otra forma en la que puede producirse la oreja en coliflor es cuando la piel de la oreja se desprende del cartílago, el material flexible que da forma a una oreja normal.

Este cartílago necesita oxígeno y nutrientes transportados por el flujo de sangre.  Un desgarro, un hematoma grave o un coágulo de sangre pueden bloquear el flujo sanguíneo. Si esto ocurre, el cartílago puede morir.  Sin el cartílago para mantener su forma firme y redondeada, la oreja se arruga un poco y empieza a aparecer el aspecto de coliflor. Una vez que esto sucede, la oreja de la persona puede tener este aspecto de forma permanente.

Quizá se pregunte si hay alguna forma de prevenir la oreja de coliflor. Llevar el casco adecuado cuando se practican deportes, especialmente los de contacto, es imprescindible. Los cascos no sólo pueden salvarle de desarrollar una oreja de coliflor, sino que también le protegen de lesiones graves en la cabeza. Lleva siempre un casco si vas en bicicleta, en patinete, o si practicas cualquier deporte en el que se recomiende o se exija el uso de cascos u otras formas de protección para la cabeza (como el fútbol, el béisbol, el hockey, el boxeo o la lucha libre).

Oreja de coliflor

Los luchadores tienen orejas raras, u orejas de coliflor, debido al traumatismo físico que hace que se formen bolsas de sangre, creando un aspecto abultado. Se pueden tratar drenando las bolsas y poniendo hielo en las orejas.

Las principales causas de la oreja en coliflor son los traumatismos por golpes y cualquier tipo de fricción contra las orejas. En la lucha libre, se golpea y se inmoviliza constantemente contra la colchoneta y se hacen llaves de cabeza. Todo esto puede provocar la oreja de coliflor, lo que la convierte en una de las lesiones más comunes en este deporte.

Cuando se aplica un traumatismo por objeto contundente o una fricción a la oreja, se produce una separación de los tejidos y se crean espacios entre las capas de piel y cartílago. Estas bolsas se llenan de sangre, lo que provoca un aspecto hinchado y abultado.

Una vez que la sangre ha entrado en estos bolsillos, se queda ahí y causa enrojecimiento e hinchazón, y no desaparece fácilmente. La única manera de eliminar la sangre es mediante la punción de la oreja y el drenaje de la sangre.

Si no se trata, la oreja de coliflor grave también puede provocar la muerte del borde exterior de la oreja. Si la separación entre la piel y el cartílago es lo suficientemente grave, los bordes exteriores pueden perder su suministro de sangre.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad